martes, 11 de diciembre de 2018

Abuelo frikicebolleta: Mis inicios en el rol y como máster

Últimamente, gracias a las redes sociales y a la apertura que están recibiendo los juegos de rol, nos podemos encontrar en las redes sociales a gente pidiendo consejos y ayuda para sus primeras partidas de rol, ya no sólo como jugador sino como master. Y siempre hay gente dispuesta a dar buenos consejos, opiniones, recursos, gracias sobre todo a su experiencia con las muchas horas de partidas a sus espaldas como DJ. Eso está genial, cada uno cuenta lo que le va bien a sus partidas, tú puedes coger pequeñas ideas de aquí, de allá, sumar lo que te pueda venir bien y restar lo que no.

Pero, entre toda esa maraña de consejos que podemos dar y encontrar en la red gratuitamente, me encantó el artículo que hizo @Funs_Athal al respecto: No todo vale.

¡Yo también quiero dar consejos!


Me gustaría a mí ponerme a dar buenos consejos de cómo dirigir, pero no me siento con la autoridad moral para poder hacerlo. Pese a que llevo ya años dirigiendo (desde finales del 93), son tan escasas las partidas que he dirigido en los últimos años (la vida del adulto con hijos, ya sabéis) y siempre con el mismo grupo reducido, que poca experiencia práctica puedo aportar. Me gusta mucho leer reglas, inventármelas, jugar con las estadísticas, pero al final nunca tengo tiempo para ponerlas en práctica.

Pero sí que puedo contar mi propia vivencia, por si puede aportar algo. Así que este post es puramente personal. Al menos, para quitar un poco el miedo a lanzarse a la mazmorra. Porque, lo importante para poder dirigir, es querer hacerlo y echarle ganas. Y contar con alguien de confianza con el que comenzar en este mundo, aunque ese alguien sea también novato. En esto no hay cursos a los que poder asistir, más allá de ser un jugador y tener un buen master del que aprender. Esto es mucha y divertida práctica.

sábado, 1 de diciembre de 2018

Twitterrelatos de mayo de 2018

Ya están subidos los twitterrelatos que escribí en mayo, a ver qué os parecen.

Twitterrelatos de mayo de 2018

He modificado el modo en el que se ven, en lugar de editar cada tuit con un formato específico, he usado directamente la opción de Twitter para insertar entradas. ¿Qué os gusta más? ¿El formato que se ve, por ejemplo, en los de abril, o este formato más tuitero?

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Microrrelato: Se ha olvidado de mí

Se ha olvidado de mí

Carlitos y Benita habían sido los mejores amigos durante muchos años, ¡un porrón! Se conocían desde bebés y habían estado juntos en la guardería y en infantil. No había día que no se hubiesen acompañado en el parque o que no hubiesen jugado en casa de Carlitos. Incluso dormían juntos, contándose historias para vencer a los monstruos del armario y de debajo de la cama.

Pero ahora que habían comenzado primaria, Carlitos ya no le hacía tanto caso. Benita se sentía muy sola, ignorada. Tras ese montón de buenos momentos y sin haberse peleado nunca, ¿por qué prefería jugar con otros niños? Sí, de vez en cuando la llamaba, sobre todo cuando no había otros niños cerca, como si le diese vergüenza que le viesen con ella. Pero aquello le sabía a poco.

Así que Benita se comenzó a juntar con los otros amigos invisibles de la clase, que estaban en su misma situación: Brody el Caracol, Tortilla Pelirroja y Cuarzo el Pedrusco. Todos estaban tristes, porque sus antiguos amigos habían hecho amistad con otros niños reales. Todos tenían sus corazoncitos imaginarios rotos.

Estaba claro que la vida del amigo invisible se volvía muy dura cuando los niños llegaban a primaria y se hacían ya mayores.

viernes, 9 de noviembre de 2018

Microrrelato: Tildes a mí

En ocasiones, lo de los twitterrelatos se queda muy, muy cortito. Y la gracia está en hacer un twitterrelato en un solo tuit, no en varios. Pero hay veces que se te ocurre algo que escribir que puede resultar interesante, gracioso, emocionante, entretenido o simplemente estúpido (en esa sección estoy yo), así que tienes que explayarte un poco más.

Así que aprovecharé el blog para añadir los microrrelatos que se me puedan ocurrir y que no quepan en un tuit. De esta forma, además, inauguro un nuevo género literario, el género tontuno, que no necesita explicación.

martes, 6 de noviembre de 2018

Frikimemez: Una posada para descansar

Antes de seguir mazmorreando, los aventureros deben buscar una posada para descansar. Pero cuando no hay dinero para gastar, no hay mucho donde elegir