miércoles, 14 de noviembre de 2018

Microrrelato: Se ha olvidado de mí

Se ha olvidado de mí

Carlitos y Benita habían sido los mejores amigos durante muchos años, ¡un porrón! Se conocían desde bebés y habían estado juntos en la guardería y en infantil. No había día que no se hubiesen acompañado en el parque o que no hubiesen jugado en casa de Carlitos. Incluso dormían juntos, contándose historias para vencer a los monstruos del armario y de debajo de la cama.

Pero ahora que habían comenzado primaria, Carlitos ya no le hacía tanto caso. Benita se sentía muy sola, ignorada. Tras ese montón de buenos momentos y sin haberse peleado nunca, ¿por qué prefería jugar con otros niños? Sí, de vez en cuando la llamaba, sobre todo cuando no había otros niños cerca, como si le diese vergüenza que le viesen con ella. Pero aquello le sabía a poco.

Así que Benita se comenzó a juntar con los otros amigos invisibles de la clase, que estaban en su misma situación: Brody el Caracol, Tortilla Pelirroja y Cuarzo el Pedrusco. Todos estaban tristes, porque sus antiguos amigos habían hecho amistad con otros niños reales. Todos tenían sus corazoncitos imaginarios rotos.

Estaba claro que la vida del amigo invisible se volvía muy dura cuando los niños llegaban a primaria y se hacían ya mayores.

viernes, 9 de noviembre de 2018

Microrrelato: Tildes a mí

En ocasiones, lo de los twitterrelatos se queda muy, muy cortito. Y la gracia está en hacer un twitterrelato en un solo tuit, no en varios. Pero hay veces que se te ocurre algo que escribir que puede resultar interesante, gracioso, emocionante, entretenido o simplemente estúpido (en esa sección estoy yo), así que tienes que explayarte un poco más.

Así que aprovecharé el blog para añadir los microrrelatos que se me puedan ocurrir y que no quepan en un tuit. De esta forma, además, inauguro un nuevo género literario, el género tontuno, que no necesita explicación.

martes, 6 de noviembre de 2018

Frikimemez: Una posada para descansar

Antes de seguir mazmorreando, los aventureros deben buscar una posada para descansar. Pero cuando no hay dinero para gastar, no hay mucho donde elegir


jueves, 1 de noviembre de 2018

Frikimemez: Noche de Halloween

Los aventureros deben descansar antes de volver a la mazmorra... en la noche de Halloween.



martes, 23 de octubre de 2018

Curando la licantropía

Qué memez la última frikimemez de Curando la maldición, ¿verdad? Ahí sigo, cumpliendo con los estándares absurdos.

Pues para evitar confusiones, esa tira no tiene nada que ver con Cthulhu... sí, vale, tiene tentáculos el playmobil, pero los pulpos también, y los marines del caos, y no tienen nada que ver con Cthulhu  (bueno, en los marines del caos, Cthulhu no, pero alguno de sus primos quizá sí).

Hala, Jarant, ya te lo he confirmado :P.

Por cierto, la licantropía no surte efecto al instante, sino en la siguiente luna llena, pero en la campaña de Goznarclick parece que sí que es instantánea... creo que o no se ha leído muy bien el bestiario o ha aplicado reglas caseras (eso es, cuando pasas de usar una regla del juego y pones un parche propio, algo muy típico del click descastado ese...). Pero bueno, se lo podemos dejar pasar, que si no esa tira no hubiese tenido no-gracia.

Para curar la licantropía de un hombre-lobo en Pathfinder, hace falta que un clérigo de nivel 12 te lance un conjuro de curar enfermedad antes de tres días después de la infección. No lo digo yo, lo dice el bestiario. Así que al menos se han salvado de esa.