Twitternovela Venganza Natural

Esta vez es una serie de tuits que, entre todos, forma un único relato. Cada tuit sería un capítulo de la twitternovela: Venganza natural. Sí, tendría que cambiar el nombre :\.

El enlace inicial del primer tuit es https://twitter.com/Goznar13/status/989001548134076416.

24 abril

#microrrol
-Dime, Thantalas, ¿qué hace aquel centenar de ents reunidos en el valle?
-Se están preparando para ir por fin a la guerra.
-¿Guerra?¿Contra quién luchan?
-Contra las hachas de los humanos... quizá deberías avisar a tu pueblo y prepararos también para la guerra.

26 abril
El alcalde se reía de la advertencia de Riah, hasta que el rumor de las hojas y ramas al viento le acallaron. Un nuevo bosque había aparecido en el camino de entrada al pueblo. Viejos árboles inmóviles,  esperando con paciencia, amenazando con su silencio.

27 abril
Tres aldeanos marcharon a la ciudad a pedir ayuda. Entre las peñas del norte había caminillos por donde evitar al amenazante bosque. Pero los Pedregales también se habían unido a la guerra, muchas rocas tenían más vida de la que esperaban. Sólo Riah consiguió llegar a su destino.

28 abril
-¿Ents y Pedregales atacando a los hombres? ¿Qué chifladura es esa, paleto?-el joven soldado apartaba a Riah de la entrada mientras reía.
-Habla con tu sargento, dile que Riah te ha dicho eso.
El nombre de Riah debía ser importante, el soldado regresó con el semblante pálido.

29 abril
-Son mis mejores soldados, Riah, duchos con la espada y la lanza.
-La lanza poco hendirá esa madera, y la piedra mellará la espada. Barón, no son espadas lo que necesitamos, sino utensilios de leñadores y mineros.
-Habrá que conformarse, ya no quedan enanos a los que acudir.

1 mayo
La veintena de soldados y milicianos avanzaba detrás de Riah y el sargento, con un silencio sepulcral.
-Se les ve incómodos, son pocos y no están entrenados para combatir con hachas y martillos.
-Eso es lo menos, lo que no están es preparados para luchar contra árboles y piedras.

5 mayo
Nadie salió a recibirlos. En el poblado ni los niños corrían ni los adultos trabajaban. Todo era silencio. Ningún bosque cerraba ya el camino, pero había árboles desperdigados entre las casas.
-Hemos llegado tarde-dijo  el sargento.
-Nunca es tarde para la venganza-murmuró Riah.

8 mayo
El escuadrón recorrió el pueblo evitando árboles y rocas. No encontraron vida, pero sí un túmulo recién creado, una colina de tierra removida tan grande como una casa y que aún desprendía olor a muerte. Un tronco quebrado coronaba en túmulo a modo de homenaje.

10 mayo
Pero no era un simple tronco. Ante el primer soldado incauto que se acercó, cobró vida. A su lado, la tierra se removió y dos Pedregales surgieron del túmulo. Los humanos no supieron si simplemente eran centinelas o tan listos como para prepararles una emboscada.

11 mayo
El horror se reflejaba en la cara del miliciano al ver al ent, sin esfuerzo alguno,  partir en dos a uno de sus compañeros. Pero lo más terrorífico era pensar que lo hacía sin maldad, que a aquella situación se había llegado por culpa de los humanos.

14 mayo
-Siete soldados muertos y dos heridos para derrotar a un ent y a dos pedregales-musitó el sargento, estoicamente-. Y ahora que hemos vencido, dos docenas de ellos nos tienen rodeados. Riah, creo que no vas a poder ver cumplida tu venganza.

15 mayo
Para un soldado veterano, enfrentarse a una muerte segura era difícil. Para un miliciano, impensable. El olor a orina inundó los alrededores. Sólo el hecho de estar completamente rodeados por árboles y piedras vivientes evitó que huyesen de allí tanto cobardes como valientes.

16 mayo
El círculo de ents y pedregales se abrió para dejar pasar al elfo, que fue directo a Riah.
-¿Eres aliado de estas criaturas, viejo amigo, me has traicionado?
-No, Riah, sólo soy el interlocutor, porque conozco a los tres pueblos. Sólo traigo su palabra y les llevaré la tuya.

17 mayo
-Estáis en una situación sin salida,   Riah. Pero el concilio éntico dice que los soldados pueden volver a su ciudad, contar lo que han visto y arrepentirse para conseguir la paz...
-¿Los soldados?
-Lo siento, Riah, tú no puedes volver con ellos. Tu destino es el de tu poblado.

18 mayo
Riah acordó afrontar su destino con coraje. El sargento de ofreció en su lugar, pero no se aceptó.
Los soldados marcharon, llevando a sus heridos y muertos con ellos.
El círculo se abrió y les dejó salir,  para volver a cerrarse en torno a Riah.
Y no supieron más de él.

19 mayo
La comitiva de ents se dirigía al espeso Bosque de la Cierva. Con el humano entre sus ramas, el ent podía comunicarle sus pensamientos.
-En el elfo tienes un gran aliado, Riah. Gracias a él, tu pueblo está a salvo. Sólo cayeron los que lucharon. Había que dar ejemplo.

20 mayo
-Vivirás en la Cierva con tu pueblo para los restos, volveréis a formar parte de la naturaleza. Pero los demás humanos deben creer que habéis muerto. Deben aprender de lo que somos capaces, que no tenemos piedad. Y deben aceptar nuestras condiciones o habrá guerra.

22 mayo
Riah y Thantalas descansaban colgados de unas lianas. El humano no se habituaba al poblado éntico.
-El resto de mi vida encerrado en un bosque, esto va a ser muy duro para mí.
Thantalas sonrió:
-Los elfos ya pasamos por esto mismo hace siglos. La historia se olvida y se repite.

23 mayo
Pocas noticias llegaban del exterior. Riah supó que barones, condes e incluso el rey reclamaron venganza. Que hubo guerra. Y que un ejército de ents y pedregales iracundos podía destruir castillos en pocas horas. De eso hacía ya un año, desde que le encerraron en la Cierva.

FIN


Ver twitterrelatos Abril 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al introducir un mensaje, se mostrará el usuario Google con el que has realizado dicho comentario. En caso de no querer mostrarlo, por favor no insertes ningún comentario.